Microfono Inalambrico Shure Para Violin

El micrófono es el primer paso técnico para enviar tu mensaje al mundo. Y tener un óptimo micrófono y saber utilizarlo es muy importante. Con un micrófono bueno no hay fronteras a fin de que escuchen el mensaje. Tanto si andas buscando Microfono Inalambrico Shure Para Violin u otro producto de la característica Inalámbrico aguardamos que esta página donde recopilamos productos de Amazon te logre ayudar. ¡Tres, dos , uno… aire!

➤ Comprar: Microfono Inalambrico Shure Para Violin

≫ Más sobre Microfono Inalambrico Shure Para Violin

DECÁLOGO DEL BUEN MICRÓFONO
1 Distancia
Además de una norma de locución, éste es un buen consejo para proteger nuestros micrófonos. No debes hablar a menos de tres o 4 dedos de distancia. Hablar mucho más cerca, va a hacer que el sonido llegue saturado a la consola e va a ir deteriorando la cápsula del micrófono más de manera rápida. Sólo nos acercaremos al micrófono para susurrar. Comentando muy cerca conseguiremos una sensación de intimidad con los oyentes.

2 Golpes
De la misma para saber si nos encontramos oyendo cuando alguien nos charla absolutamente nadie nos golpea el oído, para evaluar si un micrófono funciona no es necesario golpearlo. Los micrófonos se prueban con sonidos, esto es , hablando o tocando un instrumento, pero NUNCA, y repetimos, NUNCA, soplando fuertemente y menos golpeándolo con los dedos. Esta mala maña, frecuente en varios locutores y locutoras, disminuye su tiempo de vida útil. Conque , ¡trátalo con cariño!

3 De “juguete”
No tenemos la posibilidad de esperar llevar a cabo programas de radio con buena calidad técnica grabando con micrófonos premeditados a otros objetivos. Los que traen las computadoras son para hablar por el chat. Los que obsequian por la adquisición de un equipo musical familiar son para lucirte con el Karaoke. Estos son micrófonos de “juguete”.

Es cierto que hay plugins como el Antares Microphone Moduler que, una vez grabado un sonido en la computadora , lo pueden modular y progresar en calidad. Pero jamás sonará como en el momento en que grabas con un buen micrófono.

4 Incorporados
Si los sonidos que recoges con la grabadora portátil serán transmitidos por la radio, emplea siempre un micrófono de afuera. Los que vienen incorporados recogen todo el ruido del ambiente y agregan otras interferencias. Es probable que tengas que amoldar un cable ya que las entradas de micro de las grabadoras de notero son del tipo miniplug.

5 Entradas y Conectores
En muchos casos , por carencia de recursos económicos , conectamos el micrófono de manera directa a la computadora. Estas entradas no están preparadas para trabajar con micrófonos de verdad , salvo que tengan una tarjeta de audio profesional. Por eso , lo recomendable es emplear una consola y conectar su salida a la PC. Por menos de $150 hay varios modelos libres en el mercado de la marca Berhinger o M-Audio.
Todas y cada una de las consolas tienen canales para micrófonos con conectores XLR. Son éstos los que debemos emplear y no los de tipo Plug. Y si, además de esto , tu consola tiene entradas balanceadas, compra un cable para este género de conexiones puesto que meten menos ruidos a la grabación.

6 Localización
Los micrófonos deben estar en su soporte. Reciben el nombre de pedestales, parales o trípodes. Los hay pequeños para las mesas del estudio o de pie para la cabina de producción. Teniendo el micrófono en su rincón hay menos opciones de que se caiga, se mueva y capte mal el sonido o que haga ruidos extraños.

La situacion de los reporteros y reporteras es distinto. Si acuden a una rueda de prensa, tienen la posibilidad de ir cargados con un pequeño soporte de sobremesa. Pero en la calle es difícil llevar el micrófono en un trípode, a no ser que empleemos uno de jirafa (esos que se emplean en las películas y que se colocan sobre la cabeza de los actores). Si hay que sostenerlo con las manos, hazlo con suavidad, sin moverlo en exceso. Un buen truco es hacerle una amplia y extensa doblez en el cable, sujetando esa parte junto al micrófono. Así , evitaremos tirones del cable que puedan meter ruidos en las grabaciones y dañar el conector del micrófono.
7 Complementos
En el trabajo de calle siempre hay que colocar en el micrófono un filtro anti-viento o capuchón. Son espumas protectoras que evitan los silbidos producidos por el viento o por el propio entrevistado a la hora de charlar.
En el estudio, en vez de las espumas, es preferible poner delante de los micrófonos filtros anti-pop. Sirven para remover los golpes o soplidos que se generan al vocalizar las “p”, las “b” o las “t”. Este accesorio es un poco costoso pero con una media panty de nylon y un trozo de madera puedes hacerte uno.

8 Interferencias
Nunca los cables de micrófono deben estar al lado de los de la corriente eléctrica. Estos siempre desarrollan un campo imantado que interfiere en la señal captada por el micrófono. Tampoco es aconsejable realizar cables muy largos, ya que son mucho más vulnerables a las interferencias.

La utilización de inalámbricos es otra fuente de ruidos. De ahí que , siempre que puedas , usa una conexión por cable en lugar de una inalámbrica.

9 Acoples
El acople se genera en el momento en que al charlar por un micrófono el sonido sale por un altavoz cercano y vuelve a ingresar en el micrófono. Esto hace un incómodo pitido que puede llegar a dañar el altavoz y nuestros oídos. Como norma , nunca hay que charlar enfrente de los parlantes, cornetas o altífonos.

Hay emisoras que tienen parlantes para monitorear la señal en la cabina de locución, pero hay que tener certeza de apagarlos cuando el locutor o locutora van a hablar. Algunas consolas hacen esto automáticamente.

diez Mantenimiento
Los micrófonos asimismo se limpian. Que sean equipos frágiles no quiere decir que , de vez en cuando , no les tengamos la posibilidad dar una lavada. Las espumas anti-viento recogen mucha saliva y tras semanas empezarán a oler feo. Se tienen la posibilidad de enjuagar con un jabón suave y agua. Cerciórate que estén bien secas antes de ponerlas de nuevo en el micrófono.

Los micrófonos que tienen rejilla desmontable hacen más fácil el lavado. Los que la tienen fija se limpian boca abajo para que el agua no penetre. Nos tenemos la posibilidad de asistir con un cepillo de dientes de cerdas suaves y una medida pequeña de agua. Se cepillan delicadamente y después se dejan secar, pero no directamente al sol.

Para finalizar , es conveniente guardar los micrófonos en sus cajas cuando no se utilizan. Sobre todo los de condensador, en tanto que son muy sensibles a la humedad.

 

 

 

Precio y opinión de Microfono Inalambrico Shure Para Violin

 

¿Que te ha parecido?